COSTE FISCAL DE LA DECLARACIÓN DE OBRA NUEVA

COSTE FISCAL DE LA DECLARACIÓN DE OBRA NUEVA

Usted deberá pagar en concepto de Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados el 1,5% (aunque algunas autonomías han fijado tipos distintos) del “valor real de coste de la obra nueva” que declare. ¡Atención! No obstante, como la ley no aclara qué significa exactamente el “valor real de coste de la obra nueva”, tenga en cuenta:

  • A estos efectos, Hacienda publica cada año unas tablas que permiten fijar ese valor, en función de factores como la localidad donde se encuentra el inmueble, su superficie, etc.
  • Por tanto, estas tablas fijan el valor de mercado aproximado que tiene la edificación declarada. Apunte. Si usted paga el impuesto aplicando ese valor, lo más probable es que Hacienda no se lo discuta.

De mercado. No obstante, sepa que los tribunales han dictaminado que el “valor real de coste de la obra nueva”, a efectos de pagar este impuesto, es el coste de ejecución de la obra, y no el valor de mercado de la edificación una vez acabada (que es lo que calculan aproximadamente las tablas indicadas). Apunte. Esto puede favorecerle si el coste de ejecución de la obra es inferior al valor de mercado de la obra acabada (porque, por ejemplo, ésta se encuentra en un municipio donde los precios de los inmuebles son muy caros).

¿Qué partidas se incluyen?

Construcción. Para calcular el coste de ejecución de la obra tenga en cuenta:

  • Los tribunales admiten que se aplique el mismo valor que se haya declarado en el Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), pues este impuesto también se paga sobre el coste de ejecución de la obra. Apunte. Recuerde que el ICIO se paga al Ayuntamiento y equivale al 4% del presupuesto de ejecución de la obra.
  • Por tanto, revise qué valor declaró en el ICIO y utilícelo para fijar el valor de la obra nueva declarada a efectos de pagar el AJD.

Partidas. En la práctica, este coste de ejecución de la obra será lo que usted haya ido pagando al constructor en las diferentes certificaciones de obra que éste le haya presentado. Apunte. No obstante, usted no tiene que computar (al igual que sucede en el ICIO) los conceptos que no son estrictamente costes de ejecución material: el IVA, los honorarios de arquitecto o aparejador, el beneficio empresarial del contratista, ni las posibles tasas aplicables sobre la obra (como la tasa por la concesión de la licencia de obras).

La declaración de obra debe pagar el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados. No obstante, este impuesto debe calcularse sobre el coste de ejecución de la obra, y no sobre el valor de la edificación una vez terminada.